La xilacina: Todo lo qué tiene que saber sobre esta droga para mantenerse a salvo

Fentanyl Test Strips (3)
Cocaine drug powder bag and pile and pills
Fentanyl Test Strips (2)
previous arrow
next arrow

¿Qué es la xilacina?

La xilacina, conocida como “tranq” en las calles, es un analgésico veterinario no opioide usado para sedar animales grandes. No está aprobada para el consumo humano por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y está vinculada a un número creciente de muertes por sobredosis en los Estados Unidos. Además, este depresivo del sistema nervioso central puede causar somnolencia, amnesia, falta de respiración y presión arterial baja. Por lo tanto, combinarlo con opioides y otros depresores, como el alcohol y las benzodiazepinas, aumenta significativamente el riesgo de sufrir una sobredosis fatal. 

¿De dónde viene la xilacina?

La xilacina ingresó al mercado de drogas ilícitas por medio de repartidores farmacéuticos, dado que comúnmente se utiliza para sedación procedural en la medicina veterinaria. Sorprendentemente, la droga está disponible para su compra en varios sitios web incluso si uno no tiene una afiliación a la profesión veterinaria o una prueba de necesidad legítima. 

Sin importar sus orígenes y dónde se encuentra, la xilacina emergió en el suministro de drogas ilícitas de Puerto Rico a principios del siglo XXI. Poco después, apareció en las calles de Filadelfia y, para la década de 2010, había comenzado a difundirse a través de la región noroeste de los Estados Unidos. 

Aunque el número exacto de muertes por sobredosis de xilacina no se conozca, los oficiales de la DEA han detectado la droga en 48 de los 50 estados, con el impacto más significativo en el noroeste, según las estadísticas más recientes disponibles. 

¿Por qué es tan peligrosa la xilacina?

Hay varias razones por las que la xilacina es tan peligrosa para los humanos.

En primer lugar, la xilacina se introduce en sustancias como la cocaína, la heroína y el fentanilo para prolongar sus efectos eufóricos. Sin embargo, el problema es que, debido a que el fármaco es tan similar a otros fármacos con los que se mezcla, las personas no son conscientes de que están consumiendo xilacina. Esta falta de conciencia puede hacer que ciertas drogas como el fentanilo sean más potentes y, por tanto, más letales.

En segundo lugar, el consumo habitual de xilacina puede provocar complicaciones cutáneas importantes, incluidas úlceras y heridas graves. En casos extremos, estos problemas pueden progresar a necrosis, una afección de la piel en la que el tejido corporal comienza a pudrirse. Si no se trata, la necrosis grave podría incluso requerir una amputación para evitar mayores complicaciones.

En tercer lugar, es imposible utilizar Narcan para revertir los efectos de la xilacina, dado que el fármaco no es un opioide. Esta información ha preocupado a muchos funcionarios de salud pública de que la presencia generalizada de xilacina en el suministro ilícito de opioides pueda reducir la eficacia de Narcan en determinadas sobredosis. A pesar de esta preocupación, los expertos aún recomiendan administrar Narcan en caso de sospecha de sobredosis, dado que la xilacina se mezcla frecuentemente con opioides como el fentanilo. La gente debería ser consciente de que, si bien Narcan puede revivir a alguien, no ayudará ni mejorará su respiración. Por lo tanto, se debe contactar a los servicios médicos de emergencia independientemente de la administración de Narcan.

Finalmente, la xilacina representa una grave amenaza para los humanos debido a la falta de información y conciencia sobre la droga. Por ejemplo, las muertes por sobredosis positivas de xilacina han aumentado drásticamente desde el 2018: han aumentado hasta 1127% en el sur, 750% en el oeste, 500% en el medio oeste y 100% en el noroeste. A pesar de este aumento de las sobredosis relacionadas con la xilacina, muchas personas siguen sin ser conscientes de su rápida entrada en el suministro de drogas del país y de sus efectos en el cuerpo humano. Por lo tanto, de manera similar al aumento de las sobredosis de fentanilo a principios de 2015, las personas pueden consumir sin saberlo una sustancia mezclada con xilacina, lo que aumenta su riesgo de muerte.

0 %
Aumento del porcentaje de muertes por sobredosis de la xilacina en el Norte
0 %
Aumento del porcentaje de muertes por sobredosis de la xilazina en el Medio Oeste
0 %
Aumento del porcentaje de muertes por sobredosis de la xilazina en el Occidente
0 %
Aumento del porcentaje de muertes por sobredosis de la xilacina en el Sur

¿Por qué se añade la xilacina al suministro de drogas ilícitas?

Hay bastantes razones por las que los “cocineros” y narcotraficantes han decidido poner la xilacina en sus productos. 

En primer lugar, la xilacina es muy potente. Por lo tanto, los “cocineros” de drogas mezclan sus sustancias con la xilacina para aumentar la probabilidad de que sus consumidores se vuelvan adictos a sus productos y sigan comparándolos. 

En segundo lugar, la xilacina es relativamente barata y puede aumentar los efectos eufóricos de otras sustancias. Como resultado, la xilacina es una opción atractiva para los individuos y grupos que fabrican y venden drogas ilícitas, dado que la xilacina les brinda la oportunidad de aumentar la intensidad y el suministro de sus productos sin una inversión financiera significativa. 

Finalmente, la xilacina se ve muy similar a otras drogas. Como resultado, los “cocineros” pueden poner la xilacina en sus productos sin que sus compradores lo sepan y seguir vendiéndolos como drogas más caras, como la cocaína y la heroína. Esta decisión permite a los “cocineros” y vendedores de drogas ganar más dinero, dado que la xilacina suele ser más barata que las sustancias deseadas por sus consumidores.

¿Dónde se ha encontrado la xilacina en los Estados Unidos?

La respuesta es complicada. Obtener un número específico de todas las muertes por sobredosis de xilacina en los Estados Unidos resulta difícil, ya que cada estado tiene sus propias prácticas de prueba y normas de información. Por ejemplo, no todas las áreas realizan pruebas de xilacina en caso de sospecha por sobredosis. Pero, si las hay, los métodos que se usan para detectar la xilacina en el sistema de un individuo típicamente difieren entre condados. Adicionalmente, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no incluyen la xilacina en sus estadísticas nacionales sobre las sobredosis fatales. Como resultado, es probable que nuestro entendimiento de la cantidad de la xilacina en las calles esté significativamente subestimado.

A pesar de estas limitaciones, varios reportes han indicado que las muertes por xilacina aumentaron aproximadamente 20 veces entre 2015 y 2020. Los análisis de xilacina también revelaron que la xilacina se ha encontrado en 48 de los 50 estados, con el mayor número de casos observados en Filadelfia (involucrada en 25,8% de las muertes), Maryland (19,3%) y Connecticut (10,2%). 

Finalmente, aunque el número exacto de casos y muertes de xilacina en los Estados Unidos es desconocido, tenemos alguna información con respecto a la propagación de la sustancia por medio del país. Por ejemplo, según informes de la DEA, la droga se identificó por primera vez en el suministro de heroína de Puerto Rico al principio del siglo XXI. Poco después, comenzó a aparecer en las calles de Pennsylvania, Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts.  

0 %
El porcentaje de muertes por sobredosis relacionadas con la xilazina en Filadelfia
0 %
El porcentaje de muertes por sobredosis relacionadas con la xilazina en Maryland
0 %
El porcentaje de muertes por sobredosis relacionadas con la xilazina en Connecticut

¿Cuáles son los signos de una sobredosis por xilacina?

Según de los CDC, el consumo humano de xilacina puede causar:

  • Somnolencia 
  • Dificultad de respirar
  • Presión arterial baja 
  • Frecuencia cardiaca baja 
  • Síndrome de abstinencia 
  • Muerte 

 

Si piensa que alguien está sufriendo una sobredosis, inmediatamente llame al 911 y quédese con ellos hasta que lleguen los paramédicos. Adicionalmente, si tiene Narcan a mano, ¡úselo! Aunque no mejorará la respiración de un individuo, Narcan puede reducir los efectos de cualquier opioide que se haya mezclado con la xilacina, como el fentanilo.

Cómo saber si la xilacina está en la sustancia que se está consumiendo

Las tiras de prueba de xilacina (o tiras reactivas de xilacina) pueden detectar la presencia de la xilacina en diferentes tipos de drogas (cocaína, metanfetamina, heroína, etc.) y formas de drogas (pastillas, polvos e inyectables). Las tiras brindan a las personas que consumen drogas información importante sobre la existencia de xilacina en el suministro de drogas ilícitas para que puedan tomar las medidas necesarias para reducir su riesgo de una sobredosis.

Primero, coloque una cantidad pequeña (al menos 10 miligramos) de sus drogas en un recipiente limpio y seco.  

En segundo lugar, agregue agua al recipiente y mézclelos juntos. Cabe resaltar que para una mayoría de drogas, se necesita media cucharadita de agua. Sin embargo, si está probando metanfetamina, debe usar una cucharada.

En tercer lugar, coloque el extremo ondulado de la tira reactiva en el agua y déjela absorber durante unos 15 segundos. Una vez completado ese paso, saque la tira del agua y colóquela sobre una superficie plana durante 2 a 5 minutos.

Finalmente, observe los resultados.

Cómo reducir el riesgo de sobredosis por xilacina

Reducir el riesgo de una sobredosis involucra una combinación de conciencia, prevención y estrategias de reducción de daños. Aquí hay algunas medidas que puede implementar: 

  • Educación y concientización: Infórmese a usted mismo y a los demás sobre los peligros del consumo inadecuado de xilacina. Entender los riesgos asociados con el fármaco es la primera medida hacia la prevención. 
  • Evitación: La manera más efectiva para prevenir una sobredosis es evitar el consumo de xilacina o cualquier sustancia ilícita en general. Si padece un trastorno por consumo de sustancias, busque ayuda  profesional por médicos, consejeros y grupos de apoyo.
  • Busque ayuda profesional: Si usted o alguien que conoce está consumiendo xilacina o cualquier otra sustancia, es crucial que busque ayuda por proveedores médicos, terapeutas o especialistas en adicción. Pueden proporcionar asesoramiento y apoyo adecuados para las necesidades específicas de un individuo.  
  • No consuma las sustancias solo: En caso de que alguien consuma sustancias, incluída la xilacina, debe hacerlo en presencia de otras personas. De esta manera, hay alguien disponible que puede llamar a los paramédicos en caso de una emergencia.    
  • Tiras reactivas: En algunas áreas, las tiras de prueba de xilacina están disponibles, que permiten a las personas comprobar si sus sustancias tienen la xilacina u otros aditivos nocivos. 
  • Espacios de consumo seguro: En ciertas comunidades, espacios de consumo seguro o sitios de consumo supervisado están disponibles. Estas facilidades brindan un ambiente seguro para los individuos que están consumiendo drogas para que puedan hacerlo bajo la supervisión de profesionales médicos y reducir el riesgo de una posible sobredosis.  
  • Controles de salud periódicos: si alguien consume drogas, los chequeos de salud periódicos pueden controlar su salud general y ayudar a identificar cualquier problema potencial desde el principio.

 

Recuerde, la mejor manera de prevenir una sobredosis es no consumir drogas en general y buscar ayuda profesional si usted o alguien que conoce sufre un trastorno por consumo de sustancias. 

Ordene sus propias tiras de prueba de xilacina

Haga clic en el botón a la derecha para ordenar sus propias tiras de prueba de xilacina. Será dirigido al sitio web de WiseBatch, donde podrá seleccionar su cantidad deseada de tiras.